Este es un concepto que extrapolamos desde lo que se considera “Clínica Amable con los gatos” desde la Sociedad Internacional de Medicina Felina. Para los exóticos no existe este reconocimiento supervisado por ninguna asociación o sociedad internacional, pero es interesante remarcar nuestras actuaciones en pro del bienestar de los conejos y roedores en su estancia en una clínica veterinaria, desde la sala de espera a la hospitalización.

  1. No entran ni perros ni gatos en la clínica. Especialmente por los perros que ladran, un conejo o roedor por norma general NUNCA estará confortable en un ambiente estresante con perros. Es muy importante el control del estrés de estos animales.
  2. Estos animales cuando son hospitalizados requieren el máximo confort y ausencia de sonidos que puedan perturbarlos. Los conejos estresados, por su fisiología particular, pueden sufrir de anuria (cese de la producción de orina) por el simple hecho de estar sufriendo una situación estresante.
  3. Disponemos de todos los alimentos que requiere un conejo o roedor para periodos prolongados de estancia en nuestro centro, así como instrumental e instalaciones especializadas.
  4. Las consultas y salas de hospitalizados carecen de huecos en las estructuras por los que puedan escapar.

El primer contacto: consejos antes de la visita.

Estamos preparados para reconocer una emergencia tras una serie de preguntas desde la recepción:

  • ¿Está comiendo el conejo? ¿desde cuando?
  • ¿Hace cacas?
  • ¿Tiene diarrea?
  • ¿Existe alguna alteración de las heces?

Situaciones típicas de emergencia:

  • Shock.
  • Ladeo de cabeza o convulsiones.
  • Accidentes y sangrado.
  • Parálisis.
  • Deja de comer.
  • Abdomen hinchado.
  • Diarrea acuosa.
  • Dificultad para respirar.
  • Golpe de calor.
  • Distocia.

Consejos para procedimientos frecuentes:

  • Los conejos no deben ayunar antes de una cirugía.
  • Los conejos deben ser vacunados incluso cuando se mantienen en interior.
  • En algunos casos de hospitalización o procedimientos quirúrgicos, traer su compañero conejo para acompañarlo puede ser beneficioso.
  • Los conejos no requieren desparasitación de rutina.
  • Los conejos pueden ser esterilizados. Se trata de procedimientos quirúrgicos seguros, también en esta especie.

Desplazamiento a la clínica:

  • Los conejos deben viajar en un transportín seguro.
  • Este transportín debe resultar familiar y cómodo a tu conejo. Debe contener heno y algún alimento que le guste. Si el viaje es largo debe tener agua a disposición.
  • Ir acompañado de otro conejo con el que convive sin agresiones puede ser positivo para él.
  • Cubrir el transportín con una toalla reduce el estrés. Manteniendo una ventilación adecuada.
  • Hay que tener cuidado con dejar un conejo solo en un coche, existe riesgo de golpe de calor.
  • Si se va a someter a una intervención quirúrgica y hospitalización, podría traer elementos de casa que le sean familiares para hacer su estancia más confortable.