Los geckos leopardo son de los saurios más queridos como mascota. De tamaño pequeño y con un carácter muy apacible, unido a su fácil mantenimiento, lo convierten en uno de los reptiles más recomendables para comenzar en este mundo. Su nombre científico proviene del latín, haciendo referencia a la presencia de un párpado real (el cual no es común en la mayoría de geckos) y a la presencia de las típicas manchas de leopardo que recorren todo su cuerpo. No obstante, tras muchas generaciones nacidas en cautividad podemos encontrar geckos de infinidad de patrones y colores, variedades conocidas con el nombre de fases.

La esperanza de vida de estos animales ronda los 15 años, alcanzando la madurez sexual a los 6 meses en machos y retrasándose hasta los 10 en las hembras.

Los geckos leopardo son originarios de las regiones semidesérticas de Oriente Medio.Cuando mantenemos en casa a estos animales debemos proporcionarles las condiciones medioambientales más parecidas a su lugar de origen, por tanto deberemos controlar tanto las condiciones de temperatura, humedad y luz, así como su alimentación.

  • Temperatura: Estos geckos necesitan un punto caliente en el terrario durante el día de unos 30-32ºC, proporcionando un gradiente térmico hasta un punto frío de 25ºC. Durante la noche todo el terrario debe permanecer siempre a una temperatura mayor a 21ºC. 
  • Humedad: La humedad ambiente de 55% suele ser suficiente para esta especie (es la humedad normal en la mayoría de hogares), sin embargo es importante subir la humedad durante el periodo de muda. Para subir la humedad a veces es suficiente con rociar agua en espray 2-3 veces al día en el terrario. Es recomendable disponer en el terrario un refugio húmedo con fibra de coco, donde nuestro animal pueda estar a una mayor humedad cuando lo necesite. Si existen problemas de disecdisis podremos darle baños calientes para reblandecer la piel.
  • Refugios: La presencia de refugios en el terrario es de vital importancia para prevenir el estrés. Estos animales, presas en la naturaleza, necesitan esconderse como parte de su comportamiento normal. Se recomienda proporcionarle al menos un refugio en la zona caliente y otro en la zona fría, siendo óptimo si uno de los refugios es húmedo para prevenir problemas de muda.
  • Luz: Al ser animales crepusculares no necesitan luz UVB, no obstante es recomendable que puedan tener acceso esporádico a luz solar.
  • Sustrato: Existen muchas opiniones diferentes respecto a qué sustrato utilizar en geckos leopardo. Personalmente, no recomendaría el uso de arena desértica para prevenir impactaciones gástricas. Por experiencia, un sustrato que funciona muy bien y es estético es la viruta de maíz. Además, gracias a su color pálido potencia el desarrollo de colores más vivos en los Eublepharis.
  • Alimentación: Los geckos leopardo son animales insectívoros, por lo que tenemos que ofrecerle una varieada adecuada de estos animales. Principalmente la dieta puede basarse en grillos o cucarachas (muy recomendable la Blaptica dubia de etapa juvenil, ya que esta especie de cucaracha adulta puede ser demasiado grande). Los tenebrios o los gusanos de seda pueden darse de forma esporádica, especialmente los primeros, ya que tienen demasiado contenido graso.
  • Complementos vitamínicos: Aunque se llamen complementos, son totalmente necesarios para prevenir enfermedades metabólicas como la enfermedad metabólica ósea (EMO). Existen dos tipos de complemento que necesitaremos con los geckos leopardo en la mayoría de casos. Rociaremos complemento de calcio 3-4 veces por semana en los insectos con los que lo alimentaremos, y 2-3 veces por semana le añadiremos un complemento vitamínico que incluya vitamina D3. Esta vitamina es imprescindible para el metabolismo del calcio, por lo que si no se la administramos al animal le produciremos una enfermedad metabólica que puede resultar letal. En algunos animales se ha observado la eficacia de colocar un cuenco en el terrario con complemento de calcio ad libitum.

Al igual que para el resto de animales, es muy recomendable una visita al veterinario para solucionar problemas de manejo, prevenir patologías y comprobar un correcto estado de salud para nuestros reptiles.

Escrito por: Alejandro Almodóvar Martín.

# Veterinario de Reptiles en Málaga