El cepillado del pelo y el corte de uñas de los conejos son los procedimientos de aseo más frecuente en los conejos. Estos deben ser realizados por el propietario aunque no hay problema en que el corte de uñas sea realizado en la clínica.

Corte de uñas

El procedimiento es similar al de perros y gatos. Se debe tener precaución en que si se quieren controlar los arañazos, según el corte que se realice las uñas pueden quedar más afiladas si cabe.

Los conejos con uñas largas que tienden a rascar el suelo pueden sufrir la pérdida de la uña y el consecuente sangrado, además de resultar tremendamente doloroso.

Con la edad las uñas pueden curvarse y rotarse provocando daños en las patas y haciéndose más frágiles. El corte de uñas al menos cada 3 meses es beneficioso para su salud.

El cepillado

Especialmente en conejos de pelo largo. Se debe realizar a diario. Existen estudios que indican que los problemas típicos obstructivos o de parada digestiva por pelo están desencadenados por otros factores y no estrictamente por la presencia de pelo en el digestivo, pero también es una realidad que los conejos en cautividad no van a tener el arrastre de pelo que sufren de forma natural en el campo al pasar por madrigueras, arbustos y vegetación en general. Los problemas de “bola de pelo” en conejos son una presentación frecuente en nuestra clínica y por ello debe realizarse un cepillado preventivo a diario.

El corte de pelo merece una sección a parte.

Corte de dientes en conejos

Este procedimiento está completamente contraindicado, tanto si es realizado por el propietario como si es realizado por un veterinario. Es una práctica inadecuada y sumamente dolorosa para el conejo. La sacudida que da la tenaza al cortar el diente, provoca una vibración y unos daños en este y el cráneo que pueden empeorar todo.

Si has llegado a este punto con interés, es porque tal vez tu conejo sufra una desviación de los incisivos. Con lo dicho anteriormente ya sabes que no debes hacer. Existen además riesgos de desarrollo de pseudo-odontomas, que son una consecuencia de la sacudida que se produce durante el corte, y que puede provocar la destrucción de la raiz y el hueso de la mandíbula o el maxilar (comprometiendo la vida del animal). Así mismo, también incrementa el riesgo de desarrollar rinitis crónica y por tanto problemas respiratorios.

En problemas de desviación de incisivos, tratamos cuando es posible la resolución de la desviación mediante limados correctores. Cuando esto no es posible, estudiamos la intervención quirúrgica para la extracción de estos, que no son imprescindibles para la vida del animal y que practicamos con frecuencia en la clínica. La experiencia general es que estos conejos intervenidos comen con normalidad ya que la toma del alimento la realizan con los labios y la masticación mediante las muelas.

Escrito por: Daniel B. Vázquez Calero.

# Veterinario de Conejos en Málaga