Se pueden observar pequeñas pústulas y un leve eritema en la piel.
Podemos observar la típica presentación de «caspa andante».

Puede que tu conejo tenga ácaros en la piel, entre muchas otras posibles causas. En este artículo trataremos la cheiletielosis y destacamos la importancia del planteamiento ONE HEALTH (una salud), en referencia a la implicación de los veterinarios como profesionales de la salud, en prevenir las enfermedades de las personas, mediante la comunicación y colaboración con los profesionales sanitarios de personas.

Cheyletiella spp., normalmente C. parasitovorax, se encuentra fundamentalmente en el lomo del conejo y aparece cuando bajan sus defensas porque aumentan en cantidad. Otras causas que dificulten el acicalamiento e higiene de los conejos, como una artrosis de columna, impedirán que reduzcan la carga parasitaria y veamos una mayor infestación.

Este ácaro no completa ninguna parte de su ciclo en el ser humano por lo que las lesiones, que raramente se dan, suelen ser leves. Normalmente se presenta como un eritema leve, similar al producido por una dermatitis alérgica por contacto, en las zonas donde los niños o nosotros mismos tenemos contacto frecuente con el conejo.

En casos de dermatitis que se sospechan alérgicas, que mejoran con diversos tratamientos pero no terminan de remitir, se debería evaluar en un veterinario especializado si la mascota de la casa (en nuestro caso conejos, roedores, aves o reptiles) podría portar alguna enfermedad que aún no manifestando signos, nos esté provocando una infestación o infección leve difícil de diagnosticar.

Este conejo presenta un pelaje ralo y mal cuidado

La mayoría de los conejos son portadores de Cheyletiella, y por tanto podrían ser una fuente de exposición para las personas.

Visualización del parásito bajo el microscopio.

Es importante saber que el tratamiento del conejo afectado es sumamente sencillo, y una vez eliminada la infestación las lesiones en personas suelen remitir al poco tiempo sin necesidad de tratamiento en la mayoría de los casos.

Escrito por: Daniel B. Vázquez Calero

# Veterinario de Conejos en Málaga